Versión para impresoraSend by email

Current Size: 100%

Sauvian

 

En EL CAMINO HACIA LAS plaYAS

La ciudad de Sauvian, instalada en el emplazamiento de una villa galorromana (salvinus), conserva todavía numerosas huellas de su pasado histórico: castillo (privado) con torres del siglo XVI, puerta medieval con reloj, fuente con obelisco que data de 1664, pozo artesiano, lavadero... Un verdadero tesoro patrimonial destacado por el municipio, cuya historia comienza con la reorganización carolingia del Marquesado de Septimania. La iglesia Saint-Corneille y Saint-Cyprien, que data de los siglos XIV y XV, presenta en el subsuelo una necrópolis antigua. La ubicación del pueblo en la llanura confiere a Sauvian un lugar preponderante para la viticultura. Es también un lugar de paso como lo demuestra la presencia de un mojón militar que jalonaba las antiguas calzadas romanas.

 

Viña y vía romana...

Las calzadas romanas, de las que quedan vestigios cerca de Lunel, fueron construidas por el desplazamiento de las legiones romanas. La Via Domitia que atraviesa el Languedoc desde Beaucaire en el Gard hasta el Perthus en los Pirineos Orientales, es seguramente la más antigua de la Galia. Su recorrido se halla jalonado por villas galorromanas sobre las cuales se edificaron numerosos poblados de la región de Béziers, entre ellos Sauvian. La viña se implantó naturalmente a lo largo de estos ejes, que luego se convertirían en auténticas vías comerciales. En el transcurso de sus perpetuos desplazamientos, las legiones veían a sus centuriones llegar a la edad del retiro a lo largo de estas calzadas. Así pues, tenían el privilegio de establecerse en el territorio en que se encontraban fundando una finca, por lo general vitícola. Esas “villas” prosperaban contribuyendo al desarrollo del viñedo languedociano, que hoy en día es el más grande del mundo.

  • Français
  • English
  • Deutsch
  • Nederlands
  • Español